Otro paso hacia el minimalismo: Misión toallas y sabanas

toallas organizacion

En mi camino hacia una casa más ordenada y apuntada hacia el minimalismo, uno de los temas candentes era la ropa de cama y toallas. Toallones específicamente.

En todos los departamentos donde vivimos siempre fue una de las grandes cuestiones a resolver. No tanto con las sábanas y acolchados, ya que tenemos tres o cuatro juegos por cama (lo que daba un número bastante coherente). Sino con los toallones en uso, y sobre todo en época de verano donde los toallones se multiplicaban.

Al no dar a basto los soportes, las toallas y toallones iban quedando colgados de cualquier elemento disponible: esquina de puertas, picaportes, respaldos de sillas, y hasta los hemos visto colgados en un ventilador de pie.

Los toallones que estaban guardados tampoco corrían demasiada suerte, apilados de una forma o de otra, doblados en cuatro, en seis, en ocho veces… terminaban arrumbados en varios estantes y los que estaban en el fondo ya no tenían chance de ser utilizados.

De todas formas era momento de revisar realmente cuáles son las que usamos, cuáles estaban sólo por valor afectivo, cuáles estaban “por las dudas”. Y cuáles eran las que ya era necesario jubilar. Saqué todas las sábanas, toallas y toallones de la casa y armé la clásica montaña pre clasificación.

Te la presento:

Pila de toallas y sabanas

Esto es lo que tenemos en una familia de 5 personas. Y eso sin contar las que están en uso: un toallón para cada uno, una de manos en el baño y 4 juegos de sabanas, una matrimonial y 3 camas de una plaza. Además hay un juego de una de las camas en el lavadero secándose y cada niño tiene un toallón en la colonia.

Una vez que seleccioné las que sí se quedaban, era momento de aplicar lo que había investigado. En el libro de Marie Kondo no encontré demasiado acerca del tema, con lo que buscando en you tube encontré que una de las posibilidades era enrollarlos. Por ahora, te cuento que el método está funcionando.

Nó solo porque es muy agradable cuando abrís el placard, sino que cuando sacás uno el resto sigue estable, no se viene una avalancha de toallas encima tuyo.

Todas están a la vista y con las mismas posibilidades de uso. Y realmente es muy fácil, cualquiera de los chicos me puede ayudar y no se tarda más que lo que tardás en doblarla. Es un doblez a lo largo, otro al medio, enrollo y listo. 

Toallas enrolladas organizacion

En cuanto a las sábanas, dentro de la funda, todo el set de cama. Lo mejor doblado posible, para que cuando la saques no salga un bollo.

Estos son los estantes de toda la familia: nada mal no?

toallas sabanas organizacion

En cuanto a las toallas húmedas, por el momento siguen en el tender mientras no haya ropa secándose. Voy a seguir investigando qué hacen en otros lugares. No creo que usen la secadora para todo…

¿Y vos qué hacés con las toallas? ¿Y con las que están en uso?

 

 

One Reply to “Otro paso hacia el minimalismo: Misión toallas y sabanas”

  1. Buenísimo! Comparto!

Dejá un comentario