Este verano, hasta ahora… y balance

Llego casi dos meses tarde pero finalmente tengo mis propósitos para el 2018, junto con un pequeño balance 2017. todo gracias a un trabajo practico que tuvimos que hacer para pasar a 2º año de Coaching ontológico.

Composición tema: VISIÓN. Y creo que para generar una buena visión de a donde quiero dirigirme es clave analizar en donde estoy.

Así que acá arranco, con mi breve balance 2017, pero de acuerdo a lo que aprendí, observando cada aspecto de mi vida y de mi año, con mirada compasiva, como nos enseñaron en Coaching.

Nada de juzgar, nada de presionar, nada de castigarse.

Esta fue mi rueda de la vida 2017:

 

Lo que si:

Vacaciones en la isla.

Pude conseguir un trabajo tranquilo, cerca de casa, con gente de confianza. Donde me siento cómoda.

20 entradas en el blog ( mejor no aclaro cuantas tengo en el tintero…)

Maneje un velero por varias horas!

Un cumple hermoso para Pini.

Dos escapadas en pareja a Colonia.

Un plan para casarnos este año.

Un proyecto que cada vez va tomando más forma en el delta.

Sigo sin azúcar en las infusiones!

Mi primer año de la carrera de Coaching ontológico aprobado, y realmente un año bisagra en cuanto a mi propio desarrollo personal.

Y lo que no

No hice el ejercicio que me hubiera gustado, peeeero si reemplacé subte/tren por caminata diaria ida y vuelta.

No vi a mi sobrino y mi ahijada todo lo que hubiera querido.

No me alimenté tan sano como hubiera preferido.

2 internaciones, casi 3 por inf. urinarias a repetición.

3 cursos online que tengo postergados.

No fui más a la psicóloga.

 

 Y ahora lo que me gustaría; mi rueda de la vida 2018.

Este año realmente quiero lograr un balance, pero desde la flexibilidad. Quiero alinear mi vida holísticamente, no sólo en cuanto al desarrollo personal, sino el espiritual, el físico. Somos cuerpo, mente y alma, y en los últimos años me enfoqué mucho en la mente, repercutiendo bastante en el cuerpo. Totalmente de acuerdo con esa frase que dice que el cuerpo grita lo que uno calla. Así es que, de la mano del minimalismo, del coaching y de mis ganas de simplificar, voy a transitar este año con serenidad y flexibilidad. También, con mis deseos de ayudar a otras madres que como yo, quieran simplificar sus vidas y enfocarse en lo esencial.

Dejá un comentario